Aprende a delegar

aprender_a_delegar

¿Sabías que el 90% de los dueños de negocio tiene temor a delegar actividades a sus empleados? y sin darse cuenta esto está siendo el freno para su crecimiento.

En términos muy sencillos: delegar consiste en tener la habilidad de asignar la responsabilidad específica a la persona indicada, en el tiempo adecuado y de la manera correcta.

Brian Tracy lo define así: “La buena delegación tiene lugar cuando aseguras que otra persona hará el trabajo con un nivel de calidad aceptable y en el tiempo adecuado. De ahí que tu capacidad para delegar sea fundamental para optimizar tus propios recursos y multiplicar el valor que tienes para la empresa. Porque delegar te permite ir de lo que puedes hacer personalmente a lo que puedes gestionar”.

Cuando un negocio nace es común que tu como emprendedor hagas todo; eres el administrador que genera proyectos, sales a buscar clientes, pagas, cobras y hasta en ocasiones eres también el que baja la cortina. Esto provoca que dejes de crecer y por lo tanto estas dejando de GENERAR mucho dinero por hacer actividades de poco valor para ti. La solución para esto: Aprender a DELEGAR.

Los beneficios de delegar

  • Ahorrar tiempo.
  • Aliviar la presión del trabajo
  • Liberarse de tareas rutinarias
  • Dedicarse a deberes administrativos y planificación de proyectos.
  • Desarrollar personal más fuerte y responsable.

Consejos para delegar eficazmente

  1. Delega el trabajo completo a una persona y dale toda la responsabilidad.

    Es habitual que al comenzar a dirigir, se les dé a los empleados tareas muy concretas. Una verdadera delegación implica hacerlos partícipes de todo el proceso y del desarrollo del negocio. Esto elevará el interés del individuo en el proyecto y le dará un sentido más profundo de logro y satisfacción cuando la tarea se haya completado. Sin embargo, la responsabilidad última recae en ti. Cuando delegas algo a alguien, asegúrate de que otros sepan que tú has dado la responsabilidad y autoridad a ese individuo, y de que están en libertad de trabajar y conseguir los resultados

  1. Da la información suficiente. 

    Presenta una perspectiva global de lo que pretendes, para que la persona a quien vas a delegar el trabajo, pueda visualizar como es que el trabajo encaja dentro de toda la operación. No atesores información para ti.

  1. Clasifica actividades de acuerdo a su importancia.

    Determina cuántas y cuáles son las actividades que le toca desarrollar a tu equipo de trabajo. Hay que evaluar cuáles son las de mayor peso específico y asignar estas tareas a la gente que tenga la experiencia y capacidad suficiente para desarrollarlas, pues si se las asignamos a personal de reciente ingreso, lo más seguro que pase es que las actividades se concluirán de manera errónea.

  1. Elige a quien delegar.

    Se requiere autonomía, iniciativa, creatividad y otras habilidades personales para crecer en el trabajo. Asegúrate de buscar y promover estas características en las personas que trabajan a tu lado.

  1. Capacita.

    Los programas de capacitación y entrenamiento dentro de la organización son muy importantes, porque serán la base de comprensión y ejecución de las tareas que se asignen al personal.   Más allá de la actitud, es necesario estar bien preparado para hacer una tarea y tomar decisiones sobre ella. Selecciona empleados con formación, impulsa su capacitación y dales las herramientas adecuadas para que puedan seguir aprendiendo desde su puesto de trabajo.

  1. Supervisión.

    Establece fechas para revisión!si no revisas el progreso del proyecto, entonces no habrás delegado el trabajo sino que lo habrás botado. Lleva una bitácora que te ayude a revisar cada trabajo que hayas delegado.

  1. Ofrece retroalimentación positiva y constructiva.

    No te enfoques en lo que está mal, sino más bien en lo que se puede hacer para lograrlo mejor. “¿Qué es lo que necesitas hacer para encaminarte de nuevo?”

Una vez que aprendas a delegar hay factores que debes de cuidar al máximo:

Ganar más en menos tiempo

La productividad de una empresa no depende de cuánto tiempo se invierta, sino la eficiencia de los empleados. Si es así, automáticamente el tiempo invertido será menor. Es importante utilizar el capital humano para destacar y sobresalir en el mercado, entregando tareas específicas a especialistas y conocedores en el tema.

Aumentar el talento

Los empleados deben sacar lo mejor de sí en el ámbito profesional. Exponer su talento y esfuerzo en cumplir con lo que se pide y aún más, buscando soluciones y nuevas ideas.
A largo plazo y con continuas labores delegadas, las personas comenzarán a potenciarse y desarrollarse en varios aspectos, tanto individuales y como del propio equipo.

Motivación

Al confiar en el talento de un empleado está demostrando que espera los mejores resultados y satisfacción. Esto, para el implicado es de gran motivación para cumplir con las metas establecidas.
Al mismo tiempo, se le entrega poder, autoridad, autonomía y responsabilidad, por lo que su autoestima estará constantemente en aumento.

Compromiso

Tener un trabajo específico requiere más responsabilidad en cumplir y obtener buenos resultados, por lo que es importante que el empleado se comprometa con sus funciones.

Disminución del estrés

Si la empresa cumple con sus objetivos a corto plazo y están en el camino correcto para los de largo plazo, generará automáticamente satisfacción en el equipo. Lo cual aminora el estrés y aumenta la felicidad, energía y creatividad.

Fuente

  1. Blog Mindset empresarial – Coach Rigoberto Acosta
  2. Blog MARCELO ROFFÉ, arte_saber_delegar

Dejar un comentario